jueves, 3 de junio de 2010

Ufólogo ecuatoriano afirma que extraterrestres realizan "diplomacia" con gobiernos latinoamericanos

Diversas han sido las historias difundidas por los investigadores ufológicos en donde se habla de acercamientos entre seres extreterrestres y representantes de distintos gobiernos. Sabemos, por las desclasificaciones de documentos OVNI, que para los gobiernos es un tema que en lo público lo ridiculizan, pero en lo privado les preocupa.

El caso que más llamó la atención en Sudamérica y que pone de manifiesto el interés de algunos alienígenas en mantener comunicación con los gobiernos habría sucedido el 4 de agosto de 1978 a las 18:30 horas en la embajada de Ecuador en Lima, Perú, cuando presuntamente se presentó el comandante de una nave extraterrestre de nombre Banghu, quien pidió, sin éxito hablar con el representante ecuatoriano. Al día siguiente llegó un “requerimiento secreto” proveniente del Ministerio de Defensa de Ecuador a esa embajada para solicitar el número de tanques de guerra que desembarcarían en el puerto del Callao, el más importante del Perú, cabe recordar que se vivía un clima de confrontación entre ambos países.

Una semana más tarde, el comandante Banghu fue recibido por el cónsul, José Dávila Gonzáles y el agregado cultural, Alberto Ávila Machuca, que como carta de presentación, el presunto alienígena, les entregó una fotografía cartografiada desde el espacio en la que se observaban todos los tanques de guerra desembarcados y una más con los puestos de avanzada fronteriza en los que operaba el Ejército ecuatoriano, lo que, al darse cuenta el cónsul de esta información sensible, inmediatamente envío el material junto a un texto de 3 páginas de cómo lograr una paz duradera entre ambos países al Ministerio de la Defensa.

A esta historia le dio seguimiento el investigador ecuatoriano, Jaime Rodríguez y fue presentada en el programa de televisión “Evidencia OVNI”, donde el estudioso del tema supo que esas reuniones con Banghu se extendieron por más de 4 meses y que además hizo algunas predicciones que se fueron cumpliendo una a una, así lo refirió Alberto Ávila Machuca, testigo de las reuniones “nos dijo que habría un problema con el petróleo en Ecuador, nos mencionó de una gran mortandad en Perú debido a un terremoto (sucedió el 16 septiembre de 1978) y que iba a ver un cambio de gobierno”.

Alberto Ávila mencionó que Banghu tenía el aspecto de un nórdico, que tenía una altura de 1.80 metros, que era muy amable, que vestía impecable y emanaba un aroma sutilmente agradable. En una de sus últimas reuniones, el diplomático le dijo al comandante “a la salida de la embajada lo puedo hacer detener”, esto para saber cual sería su reacción, pero él le demostró que su tecnología era su mejor defensa, ya que le enseño un collar que tenía como pieza central un cubo de cristal, que “al ser tocado por este ser aparecían imágenes con una buena definición, como si fuera en tercera dimensión”, Ávila cuestionó al comandante de qué era ese objeto, él le dijo que “eran 4 pantallas en las cuales se graficaba la ubicación del comandante, la de su nave, la ubicación de la nave madre y un plano focalizado del edificio de la embajada”. Segundos después los llevó al exterior y les mostró una de sus naves que estaba sobre de ellos. Banghu los invitó a subir, pero por miedo, los diplomáticos lo rechazaron.

Jaime Rodríguez aseguró que hubo otras reuniones y acercamientos con el gobierno de Chile y Guatemala, pero no se tiene mayor información.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...